Aministía Internacional afirmó que los rebeldes colombianos, los paramilitares y los soldados del gobierno cometieron crímenes sexuales contra niñas y mujeres en la guerra civil del país.

El grupo de derechos humanos afirmó en un informe publicado el miércoles que los grupos armados han abusado sexualmente de mujeres o las han explotado, tanto civiles como sus propias compañeras de combate, en la guerra de cuatro décadas.

Aministía describió los crímenes como tácticas diseñadas para infundir terror en las comunidades y controlar las áreas más íntimas de las vidas de las mujeres.

Los grupos de derechos humanos sostienen que a pesar de la gravedad de las atrocidades, no se han realizado esfuerzos reales para invetigarlos plenamente, brindar a los violadores a la justicia o pevitar que los incedentes ocurran nuevamente.

Amnistía Internacional señaló que todas las partes en conflicto deben adoptar acciones para proteger a las mujeres de la violencia.