La policía canadiense afirmó que un avión de carga de Gana se estrelló en Nueva Escocia y sus siete ocupantes murieron.

Autoridades canadienses informaron que los miembros de la tripulación de la aeronave siniestrada son ciudadanos de Zimbabwe, Sudáfrica y Gran Bretaña.

El avión de carga Boeing 747 trataba de despegar hoy desde el principal aeropuerto en Halifax, Nueva Escocia, cuando se estrelló en un área boscosa, ubicada al final de la pista.

Informes iniciales indican que aparentemente la cola del aparato golpeó el pavimento al despegar, haciendo imposible su despegue.

El avión, operado por MK Airlines, transportaba mariscos e intentaba viajar con destino a Zaragoza, España.