Lynne Cheney, la esposa del vicepresidente de Estados Unidos, acusó al nominado presidencial demócrata John Kerry, de utilizar la homosexualidad de su hija como herramienta política.

Durante el debate presidencial de anoche, Kerry respondió a una pregunta del moderador sobre si cree que la homosexualidad es una opción individual, mencionando a la hija lesbiana de los Cheney.

El senador demócrata de Massachusetts señaló que ella posiblemente respondería que nació así.

Posteriormente, la señora Cheney dijo que John Kerry “no es un buen hombre” y calificó la referencia a la sexualidad de su hija como “un ardid político barato y de mal gusto”.