Donantes internacionales reunidos en Japón estudian cuál es el mejor uso que se puede dar a mil millones de dólares de un fondo para Irak que está bajo la administración de la Organización de las Naciones Unidas y el Banco Mundial.

Delegados de más de 50 países y organizaciones están reunidos por segundo día en Tokio buscando la forma de hacer avanzar el proceso de reconstrucción en Irak en medio de la violencia de la insurgencia.