Se ha iniciado el escrutinio de votos en la histórica pero polémica elección presidencial de Afganistán, y se reanudará nuevamente después de un día de descanso el viernes, por ser el primer día del mes sagrado musulmán del Ramadán.

En Afganistán, millones de hombres y mujeres desafiaron las amenazas de extremistas para participar en los comicios que se anticipa llevarán paz a la nación asolada por la guerra.

Resultados preliminares muestran que las mujeres constituyeron cerca del 41 por ciento de los electores, pero su participación varía mucho de acuerdo a la región.

El conteo de votos fue demorado por una investigación patrocinada por la ONU sobre irregularidades en la elección, entre otros presuntos votos múltiples.

No obstante, autoridades dicen que pese a que la votación fue a menudo caótica, el fraude no debería afectar en gran manera el resultado. Una encuesta privada pronosticó que el presidente interino Hamid Karzai será el ganador entre los 16 candidatos.