El mes sagrado musulmán de Ramadán comienza mañana viernes en Arabia Saudita, sitio de nacimiento del Islam, y en la mayoría de los demás países árabes.

Los clérigos de mayor jerarquía adoptaron la decisión, cuando no pudieron encontrar la luna nueva el miércoles.

Ellos señalaron que las cuatro semanas de ayuno diario, desde la salida a la puesta de sol, comenzará el viernes.

Los musulmanes observan el cielo ese día en busca de la luna nueva para proclamar el comienzo de Ramadán. El momento, a menudo varía de país a país.

Indonesia, la nación de mayor población musulmana en el mundo, también comenzará Ramadán el viernes. Los musulmanes de Bangladesh, Pakistán e India comenzarán el ayuno mañana.

Mientras tanto, las autoridades israelíes planean limitar el ingreso de devotos musulmanes a la Mezquita de Al-Aqsa, templo más sagrado para los musulmanes.

El ministro de Seguridad israelí, Gideón Ezra, afirmó que existe inquietud respecto a que partes del complejo colapsen con el peso de la multitud.