Las fuerzas de seguridad de Pakistán dieron muerte a cinco secuestradores, mientras intentaban rescatar a dos ingenieros chinos mantenidos como rehenes por militantes vinculados a al-Qaeda, desde el sábado pasado.

Funcionarios paquistaníes dijeron que uno de los rehenes también murió durante la operación llevada a cabo hoy jueves. El ingeniero sobre viviente sostuvo heridas leves y fue internado en un hospital en Islamabad. Dos ciudadanos paquistaníes que habían estado cautivos con los chinos fueron liberados ilesos.

Fuentes militares de Pakistán indicaron que los efectivos ingresaron a la casa después de escuchar disparos dentro de ella. China condenó los secuestros como acto de terrorismo y expresó profundo pesar por el deceso de uno de los rehenes.

Los dos ingenieros chinos trabajaban en la construcción de una represa paquistaní. Fueron capturados por combatientes leales al líder extremista, Abdullah Mehsud, quien antes estuvo detenido en la prisión estadounidense de la Bahía de Guantánamo, Cuba.