El presidente George Bush y su adversario demócrata John Kerry se enfrentaron anoche en Arizona sobre asuntos económicos y sociales en su debate final antes de la elección presidencial del próximo dos de noviembre.

El senador Kerry dijo que el mandatario repulicano permitió que la economía retrocediera, convirtió el superávit presupuestario en déficit y presidio pérdidas de empleos masivas. Agregó que Bush ha fracasado en asuntos de salud.

Bush manifestó que Estados Unidos agregó casi dos mil millones de empleos en los últimos 14 meses y describió a Kerry como “fuera de la corriente principal de la opinión pública y de la política estadounidense”.

Añadió que su oponente votó repetidamente a favor de aumentar impuestos durante sus 20 años en el Senado.

Kerry acusó al gobernante de proveer grandes deducciones tributarias para los ricos a costo de la clase media y los asalariados. Sin embargo, Bush defendió su política presupuestaria diciendo que ha llevado alivio a las familias de ingresos medios y ha ayudado ha revertir la economía.

Bush acusó de nuevo a su adversario de decir que Estados Unidos debería pasar una “prueba mundial” para poder usar sus tropas para defenderse. Kerry destacó que nunca dejara que otro país tenga veto en la seguridad estadounidense.