Miles de colombianos salieron a las calles para protestar contra las políticas económicas del presidente Uribe.

Los sindicatos colombianos organizaron un paro laboral el martes, que fue efectivo en Bogotá, Barranquilla, Cali, Medellín y otras ciudades.

Los manifestantes exigieron que se ponga fin a las negociaciones para lograr un tratado de libre comercio con Estados Unidos y expresaron su oposición a un aumento tributario.

Además, los huelguistas protestaron ante los potenciales cambios constitucionales que permitirían la re-elección del Presidente Uribe. La constitución actual prohibe un segundo término de los mandatarios colombianos.

Las masivas manifestaciones de ayer ocurrieron sólo un día después que una nueva encuesta de opinión mostrara que la tasa de aprobación del presidente se redujo del 78 al 72 por ciento en pocos meses.