Un tribunal en Estambul acusó formalmente de traición a un extremista islámico turco, al día siguiente de haber sido capturado en Alemania como fugitivo y deportado a Turquía.

Metin Kaplan fue instruido de cargos hoy miércoles y está acusado de haber sido el autor intelectual de un complot en 1998 para hacer estrellarse un avión sobre el mausoleo del fundador de la Turquía moderna, Mustafa Kemal Ataturk.

El tribunal ordenó mantenerlo bajo custodia. Kaplan es líder del grupo Califato, que busca crear un estado islámico en Turquía.

Kaplan cumplió una condena de cuatro años de cárcel en Alemania por haber pedido el asesinato de un líder religioso opositor.

Alemania prohibió su grupo después de los ataques del 11 de septiembre de 2001 contra Estados Unidos. La policía alemana lo detuvo ayer en Colonia.