El primer ministro de Japón defendió la decisión de enviar tropas a asistir la reconstrucción de Iraq.

En un discurso ante el Parlamento japonés, Junichiro Koizumi dijo hoy que los iraquíes han expresado su agradecimiento por los esfuerzos desplegados por los soldados de Japón, y pidieron que continúen allí.

Se presume que partidos de oposición cuestionen la decisión durante la sesión parlamentaria, en vista del reciente informe del inspector-jefe de armas de la ONU donde asevera que Iraq no posee inventarios de armas de destrucción masiva.

El discurso de Koizumi se produjo un día antes de la celebración de una conferencia de donantes internacionales para Irak en Tokio.

Funcionarios japoneses dijeron que la sesión de dos días estimulará a los países a extender sus compromisos anteriores, aunque no necesariamente comprometer nuevos fondos.