Un informe dio a conocer que la administración Bush efectúa conversaciones con tres países europeos sobre posibles incentivos económicos para que Irán abandone sus actividades de enriquecimiento de uranio, que se presume forman parte de un programa secreto de armas nucleares.

El diario The New York Times cita a diplomáticos europeos y estadounidenses anónimos quienes dijeron que el gobierno de Washington no ha aprobado ningún plan de incentivos, pero no desalienta que el Reino Unido, Francia y Alemania tengan un plan que podría ser presentado a Irán el mes próximo.

Los diplomáticos también habrían dicho que las discusiones incluyen detalles de posibles sanciones, si el gobierno de Teherán no acepta el programa de incentivos.

La administración Bush ha exigido sanciones contra Irán, que afronta un plazo límite hasta el 25 de noviembre para detener sus actividades de enriquecimiento de uranio.