Un comité del Parlamento de la Unión Europea rechazó el nominado italiano para Comisionado de Justicia, a causa de su opinión sobre la homosexualidad.

La decisión de no aprobar al ministro italiano de asuntos europeos Rocco Buttiglione, fue una reacción a las declaraciones hechas por el nominado durante una audiencia de confirmación la semana pasada, donde dijo que consideraba que la homosexualidad es un pecado.

No obstante Buttiglione aseguró a los legisladores que sus puntos de vista no afectarían la forma como llevaría a cabo su tarea.

Un segundo comité votó a favor de Buttiglione, pero el parlamento en pleno solo puede rechazar el grupo completo de nominados y no a un candidato en particular.

En Roma, el primer ministro Silvio Berlusconi calificó de “fundamentalista y doctrinaria” la votación del Comité.