Las fuerzas iraquíes y estadounidenses allanaron siete mezquitas que se cree apoyaban a los insurgentes en la conflictiva ciudad de Ramadi.

El ejército estadounidense indicó que la operación es parte de un esfuerzo conjunto para buscar terroristas o rebeldes conocidos y armas ilegales.

Según testigos, el jeque Abdul Aleim Saadi, el clérigo musulmán sunita más importante de la región, fue arrestado.

Por otro lado, fuentes militares estadounidenses confirmaron que sus aviones lanzaron dos ataques contra edificios utilizados por Abu Musab al-Zarqawi en la occidental ciudad de Faluya.

Al-Zarqawi se ha atribuído responsabilidad por numerosos ataques con coches-bomba, secuestros y decapitaciones en Irak.

En el sur, una explosión estremeció la ciudad de Basora. Hasta el momento se desconoce la causa de la explosión y no ha habido informes de bajas o heridos.