Autoridades brasileñas dijeron que 48 prisioneros escaparon de un cárcel de Río de Janeiro después de haber utilizado una cuerda para subir hasta un hueco en el techo del centro penal.

Un funcionario del reclusorio estatal declaró que el escape ocurrió porque los guardias de la prisión no vigilaron el área por donde huyeron los reos. Agregó los guardias fueron arrestados.