El presidente venezolano, Hugo Chávez, ordenó a las empresas petroleras extranjeras que paguen impuestos más altos, en una medida para fortalecer el control estatal sobre los vastos recursos petroleros del país.

Chávez declaró el domingo en su programa de radio y televisión que los impuestos aumentarán de menos de un uno por ciento a 16,6%.

El mandatario indicó que no hay razón para que las compañías del exterior continúen pagando bajos impuestos.

Chávez señaló que el aumento se aplicará a las firmas extranjeras que operan en el área rica en crudo del río Orinoco en el sureste de Venezuela.