El secretario general de la organización de las Naciones Unidas, Kofi Ánnan, dijo que tiene la esperanza de que la nueva alta comisionada de derechos humanos de la ONU, Louise Arbour, pueda visitar China pronto.

Tras una reunión en Beijing con el ministro de Relaciones Exteriores de China, Li Zhaoxing, hoy lunes, Ánnan declaró a los medios de prensa que habían dialogado acerca del tema de derechos humanos, pero no dio más detalles.

Un panel de la ONU de cinco miembros sobre la detención arbitraria, visitó China el mes pasado, pero el gobierno de Beijing postergó la primera visita del experto en torturas de las Naciones Unidas, citando problemas de itinerario.

Durante la conferencia de prensa, Li respondió agresivamente a un periodista que hizo una pregunta sobre derechos humanos, y dijo que la constitución china protege los derechos de los ciudadanos chinos. Ánnan añadió que también había abordado la situación en Irak con el canciller Li.