Japón volvió a expresar su deseo de que Estados Unidos reduzca su presencia militar en la isla de Okinawa.

El ministro de Relaciones Exteriores de Japón, Nobutake Machimura, repitió ayer el llamado tras una reunión con el secretario de Estado Colin Powell en Washington.

Según Machimura, Tokyo espera disminuir lo que calificó de "una excesiva carga" para los residentes de Okinawa.

Más de la mitad de los efectivos de Estados Unidos destacados en Japón tienen su base en Okinawa. Los residentes de la isla han llegado al punto de resentir la presencia militar estadounidense, sobre todo en vista de que supuestamente una serie de delitos fueron cometidos por miembros de sus filas.

Las tensiones se agudizaron en agosto cuando un helicóptero militar estadounidense se estrelló en un recinto universitario de Okinawa, lo cual produjo protestas en masa.