Un convoy con un embarque de 140 kilogramos de plutonio de Estados Unidos llegó sin problemas a una planta en el sureste de Francia donde será procesado en combustible nuclear comercial.

La fuertemente custodiada carvana de camiones llegó al centro de reprocesamiento de Cadarache esta mañana, tras un viaje de mil kilómetros de una planta de tratamiento nuclear cerca del puerto militar francés de Cherburgo.

El plutonio arribó por barco procedente de Estados Unidos de América.

Grupos ecologistas protagonizaron manifestaciones en pequeña escala cuando pasaban los camiones, afirmando que el embarque es peligroso.

UN tribunal francés había prohibido que los manifestantes se acercaran dentro de 100 metros de la planta reprocesadora.

El embarque se llevó a cabo bajo las estipulaciones del acuerdo Estados Unidos y Rusia que convienen destruir toneladas de plutonio que formaban parte de sus programas militares.