El presidente George Bush y su adversario demócrata, John Kerry, celebrarán esta noche en Saint Louis, Missouri, el segundo de tres debates presidenciales, faltando menos de un mes para las elecciones.

Los candidatos aceptarán preguntas de una audiencia de electores indecisos durante su presentación, estilo cabildo abierto.

Los temas no son limitados, pero probablemente incluirán la participación de Estados Unidos en Iraq, el terrorismo, la atención de la salud, los impuestos y el empleo.

Según analistas, Bush estará a la defensiva, debido a las críticas generalizadas que recibió su desempeño en el debate de la semana pasada, las malas noticias que han llegado de Iraq, su declinación en las encuestas de opinión pública y un informe sobre empleos en estados Unidos emitido hoy viernes que revela resultados por debajo de lo esperado. El último de los tres debates enfocará temas internos y está fijado para el próximo miércoles, 13 de octubre en la Universidad de Arizona en la ciudad de Tempe.