Miles de turistas israelíes abandonan la península del Sinaí después del ataque terrorista que provocó la muerte de por lo menos 26 personas en un balneario de Egipto.

Tres hoteles a orillas del Mar Rojo colmados de turistas israelíes fueron atacados con coches bombas el jueves.

Se presume que por lo menos cuatro personas han sido aplastadas por los restos del Hotel Hilton de Taba, que fue escenario del ataque más devastador.

Las autoridades dijeron que siete egipcios y un ruso están entre los muertos.

Dos grupos extremistas islámicos previamente desconocidos han reclamad responsabilidad por los ataques.

El gobierno israelí dijo que sospecha que el grupo terrorista internacional al-Qaeda está detrás de los ataques. El gabinete israelí se reune este viernes para discutir la situación.

Los atentados sorprendieron a la gente en el último día de un largo fin de semana por la festividad judía de Sukkot y durante un largo fin de semana también para los egipcios, que recordaban el aniversario del comienzo de la guerra árabe-israelí de 1973.