Estados Unidos llevará a Alemania una presencia militar más moderna como parte de una nueva estrategia dirigida a reemplazar las tropas de la época de la Guerra Fría.

El secretario adjunto de defensa, Andrew Hoehn, dijo a la prensa el jueves que unos tres mil soldados utilizarán vehículos blindados de alta tecnología que combinarán la artillería con la movilidad para las operaciones.

La brigada llegará a Alemania dentro de los próximos dos años y marcará el comienzo de la reestructuración de las fuerzas estadounidenses en ultramar.

El presidente Bush anunció recientemente sus planes para traer de vuelta a Estados Unidos unos 30 mil soldados de Alemania durante los próximos años.

El Pentágono desea introducir unidades más pequeñas y ágiles, capaces de enfrentar las nuevas amenazas como el terrorismo y las crisis regionales.