Los países miembros de la OTAN aceptaron un esquema detallado para el envío de unos 300 instructores militares a Iraq.

Embajadores de la alianza atlántica aprobaron el "concepto de operaciones" hoy viernes en Bruselas para una academia de entrenamiento de oficiales en la región de Bagdad.

También acordaron que el comandante de la operación debe ser el general de División de Estados Unidos, David Petraeus.

El mes pasado, el máximo comandante de la OTAN, general James Jones, dijo que la organización eventualmente podría necesitar hasta tres mil soldados en Irak para llevar a cabo la misión de entrenamiento.

Los líderes de la OTAN aprobaron la misión durante una cumbre celebrada en Estambul a comienzos de este año.

Algunos oficiales de la OTAN ya están en Iraq ayudando a entrenar las fuerzas de seguridad y prestando apoyo logístico a las tropas de paz lideradas por Polonia.

Francia se había opuesto a una misión de entrenamiento dentro de Iraq, pero luego aceptó. Este país es uno de los pocos miembros de la OTAN que no destacará ningún militar a la misión.