Un bombardeo estadounidense contra una casa donde presuntamente se escondían terroristas en el bastión insurgente de Faluya causó la muerte de por lo menos 12 personas y lesiones a otras 17.

Residentes y médicos locales afirmaron que las víctimas eran invitadas de una boda. Los médicos dijeron que el novio murió y la novia resultó herida.

El ejército estadounidense no ha comentado las acusaciones. Una declaración emitida hoy indica que el ataque ocurrió a la una y quince de la madrugada, hora local, hoy viernes y se basó en lo que califica como “fuentes de inteligencia confiables”.

Las mismas indicaron que líderes de la red del buscado terrorista Abu Musab Al-Zarqawi estaban reunidos en el edificio.

En un incidente separado, el ejército estadounidense indicó que uno de sus soldados murió y otro resultó herido hoy viernes, cuando su patrulla fue atacada cerca de la ciudad de Tuz, al sur de Kirkuk.