El Departamento de Educación de Estados Unidos avisó a los directores de escuelas en todo el país que se mantengan alerta por un posible ataque terrorista como el ocurrido en una escuela de Rusia el mes pasado, en el que perecieron mas de 330 personas, muchas de ellas estudiantes.

Esto sucede después que el FBI y el Departamento de Seguridad del Territorio Nacional emitieron un boletín delineando medidas que las escuelas deberían de tomar para protegerse contra el terrorismo.

Las medidas incluyen mejorar las cerraduras de los edificios así como vigilar la presencia de gente extraña en los autobuses escolares y en los terrenos de los centros educativos.

El boletín señala que no existe peligro inminente de un ataque terrorista contra las escuelas.