El presidente George Bush elogió la aprobación de un proyecto de ley que exhorta a una reorganización exhaustiva de la comunidad de inteligencia de Estados Unidos.

El Senado estadounidense aprobó el plan el miércoles, el cual crearía un nuevo centro de contra terrorismo y un nuevo director de inteligencia nacional que coordinaría a la mayoría de los organismos de inteligencia civiles.

En una declaración dada a conocer por la Casa Blanca, Bush calificó el proyecto como “otro importante paso hacia delante” en la guerra contra el terrorismo.

El nuevo centro nacional contra terrorista y el director de inteligencia nacional fueron dos de las muchas proposiciones presentadas por la comisión que investigó los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

La comisión culpó los atentados al amplio sistema de fallas dentro de la comunidad de inteligencia. La Cámara de Representantes de Estados Unidos, según se anticipó, votará sobre una versión similar del proyecto de ley esta semana.