El presidente Bush reiteró al presidente chino Hu Jintao que apoya la política de una sola China, pero se opone a cualquier intento unilateral por reunificar Taiwán a la zona continental.

El vocero de la Casa Blanca, Scott McClellan, declaró que Bush y su contraparte chino hablaron hoy jueves por teléfono.

Ambos líderes también hablaron del conflicto relativo al programa nuclear de Corea del Norte.

El portavoz de la Casa Blanca señaló que el presidente Hu repitió su compromiso con las conversaciones integradas por seis naciones para resolver el problema.

Bush y el presidente Hu también abordaron el tema económico, incluyendo la actual política monetaria de China.

Hu dijo que China está comprometido a actuar para establecer una tasa de cambio flexible, regulada por las tendencias del mercado.