Autoridades militares estadounidenses en Iraq informaron que uno de sus soldados murió y otros dos resultaron heridos en un ataque nocturno cerca del bastión insurgente de Fallujah.

Los funcionarios indicaron que el ataque ocurrió la noche del miércoles, cuando un artefacto explosivo estalló mientras pasaba una caravana militar.

Previamente el miércoles, un coche bomba causó la muerte de 16 personas y dejó heridos a por lo menos 24, en un centro de la Guardia Nacional en el oeste de Iraq.

El ataque, perpetrado en la población de Anah, cerca de la frontera con Siria, estaba aparentemente dirigido contra los reclutas del servicio de la Guardia Nacional.

Nadie se ha atribuído responsabilidad por el hecho, pero insurgentes iraquíes han lanzado numerosos ataques suicidas contra los hombres que se enlistan en las fuerzas armadas iraquíes o la policía.