La empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) contactó a la compañía brasileña de combustible y petroquímicos Ipiranga sobre la posible adquisición de algunos activos, pero aún no se ha forjado un acuerdo.

El presidente de PDVSA, Alí Rodríguez, dijo a periodistas en una conferencia sobre crudo y gas en Río de Janeiro que se habían sostenido algunas conversaciones pero que no había nada en concreto, cuando se le preguntó si la firma venezolana planeaba comprar alguno de los activos de Ipiranga, que incluyen una refinería y una red de distribución de combustible.

Rodríguez también negó rumores de que PDVSA intentaba comprar la red de distribución de combustible en Argentina de Royal Dutch/Shell .