El secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, dijo el martes que está convencido de que el programa nuclear de Brasil en totalmente pacífico.

Powell agregó que siente confianza en que ese país podrá resolver sus problemas con el Organismo Internacional de Energía Atómica.

Brasil se ha negado a dar acceso total a su planta de enriquecimiento de uranio a los inspectores nucleares de las Naciones Unidas.

El alto funcionario hizo estas declaraciones durante una conferencia de prensa conjunta con el ministro de Relaciones Exteriores brasileño, Celso Amorim en Brasilia.

El canciller Amorim expresó que el gobierno de Brasil no está escondiendo nada ni desviando materiales nucleares. Powell también dialogó el martes con el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

El secretario de Estado terminará su visita a Brasil este miércoles y después viajará a Granada, que fue recientemente devastada por el huracán Iván.