Iraq no tenía depósitos de armas químicas o biológicas para uso militar antes de la invasión a ese país, el año pasado, liderada por Estados Unidos, y su programa nuclear estaba desmantelado desde la Guerra del Golfo de 1991, dijo el miércoles un inspector de armas estadounidense al rendir testimonio.

Su informe contrastó con las declaraciones del gobierno del presidente George Bush antes de la invasión, cuando se dijo que el operativo estaba motivado por el peligro que representaban las armas de exterminio que poseía el gobierno del presidente iraquí Saddam Hussein.

"No espero que se vayan a encontrar depósitos importantes de armas de exterminio en Iraq," dijo Charles Duelfer, asesor de la CIA, y quien encabezó la búsqueda de armas de exterminio en Iraq, en un testimonio preparado para el Comité de Servicios Armados del Senado, del que la agencia de noticias Reuters obtuvo una copia.