El antiguo comandante militar del reducto musulmán de Srebrenica en Bosnia compare hoy en el tribunal de crímenes de guerra de La Haya bajo cargos de atrocidades cometidas contra serbios.

Naser Oric se declaró inocente el año pasado respecto a seis cargos de homicidio y trato cruel a serbios bosnios, y la destrucción injustificable de sus pueblos y aldeas durante los primeros años del conflicto en Bosnia-Herzegovina.

El fiscal Jan Wubben dijo que el acusado no había evitado la ilegalidad de parte de sus soldados y lo describió como la autoridad gobernante en el área de Srebrenica.

Los musulmanes de Bosnia consideran a Oric como un héroe por su defensa de Srebrenica, la cual estuvo asediada por fuerzas serbias durante casi tres años.

Las fuerzas serbias asesinaron a miles de hombres y niños musulmanes después de capturar a Srebrenica en 1995 en lo que grupos internacionales defensores de derechos humanos califican como la peor masacre en Europa desde la Segunda Guerra.