Los precios del petróleo alcanzaron niveles récord nuevamente en medio de continuas inquietudes acerca de la oferta de crudo.

En Nueva York, el crudo para distribución futura alcanzó una cotización récord de 51 dólares con 48 centavos el barril en las primeras horas de transacciones.

La industria petrolera aún se está recuperando de los efectos del huracán Iván, que produjo olas de 15 metros y vientos de 265 kilómetros por hora, dañando decenas de yacimientos petroleros e instalaciones de producción, a lo largo de la costa estadounidense en el Golfo de México.

Otros problemas, incluyendo el sabotaje en Irak, los disturbios políticos en Nigeria y una disputa tributaria en Rusia, también amenazan con reducir la oferta petrolera en época de gran demanda.

Los precios del petróleo han observado un incremento cercano al 70 por ciento respecto a la cotización observada hace un año.