Los camioneros Colombianos han puesto fin a 21 días de huelga después que los legisladores negociaron un acuerdo con el gobierno para controlar los aumentos de los precios del combustible.

El convenio fue alcanzado anoche en Bogotá, y se pidió al gobierno y a los camioneros que celebren encuentros regulares en los próximos meses para lograr un nuevo cronograma sobre aumentos de precios de combustible.

El paro involucró a los camioneros que conducen vehículos de transporte de productos importados y de exportación.

El pasado 14 de septiembre, los conductores de camión comenzaron sus protestas por los recientes aumentos de precios del combustible en más de un 10 por ciento. Estos incrementos fueron causados por una disminución de subsidios gubernamentales.

Aunque la medida laboral provocó dificultades en el transporte de mercaderías a través del país, los camioneros esta vez no bloquearon las rutas como en manifestaciones anteriores.