El primer ministro de Israel, Ariel Sharón, reafirmó su compromiso con la iniciativa de paz del Medio Oriente, pese a los comentarios de uno de sus principales asesores, quien sencillamente descartó el plan.

Sharón emitió hoy una declaración en la cual describió al llamado "mapa de ruta" como el único plan capaz de producir un arreglo político para el largo plazo.

El mes pasado, el líder israelí dijo que su gobierno ya no seguía el plan.

Y en una entrevista hoy miércoles con un periódico israelí, un asesor clave de Sharon, Dov Weisglass, dijo que el plan israelí de retirar todos los colonos judíos de la Franja de Gaza y cuatro asentamientos de Cisjordania para fines de 2005 postergaría indefinidamente el establecimiento de un estado palestino.

Sus comentarios aparentemente contradecían la política estadounidense de larga data sobre el Medio Oriente. Más tarde, alegó que lo habían citado equivocadamente.