Los geólogos han advertido que una importante erupción podría ser inminente, tras verse altas columnas de vapor saliendo del volcán Saint Helens, en el estado de Washington.

Esta segunda erupción de vapor en dos días fue seguida de un poderoso temblor.

Previamente, científicos afirmaron que hubo indicios de que lava ardiente se estaba moviendo en forma subterránea y aumentando la presión en el Volcán Saint Helens.