El presidente de Rusia, Vladimir Putin, hizo un llamado a la solidaridad internacional para la lucha contra el terrorismo.

En una ceremonia en el Kremlin en la cual aceptaba las credenciales de nuevos embajadores a Rusia, Putin advirtió contra la doble medida al combatir a los terroristas, en referencia aparente a países que han otorgado asilo político a separatistas chechenios.

Igualmente, recalcó la importancia de neutralizar a los terroristas y aislar a ideólogos y quienes hacen cabildeo político a su favor. Entretanto, el ministro de finanzas Alexia Cordon anunció planes para crear una nueva organización regional orientada a eliminar el lavado de dinero.

La organización se inaugurará mañana al final de una conferencia internacional en Moscú acerca del financiamiento al terrorismo. Los miembros incluirán a China y varias antiguas repúblicas soviéticas.

Ataques terroristas recientes en Rusia han cobrado más de 400 vidas, notoriamente durante el sitio de tres días a una escuela en Beslan, en la cual murieron más de 330 personas.