El Partido gobernante de Brasil ganó el domingo las elecciones locales que se presentaban como un refenrendo de medio término para el presidente de tendencia izquierdista, Luiz Inácio Lula da Silva.

Con un 90% de los votos contabilizados, los informes de este lunes indican que el Partido de los Trabajadores de Lula de Silva obtendrá una victoria indiscutible para la alcaldía en seis de las 26 capitales estatales e iría a una segunda elección en por lo menos otras ocho.

Una de los desempates claves es el que se realizará en la capital industria y financiera de Brasil, Sao Paulo, donde la titular del partido gobernante, Marta Suplicy, trata de mantener su cargo.

Los resultados preliminares indican que el gobernante conservador de Río de Janeiro, Cesar Maia, del Partido Frente Liberal, sería reelecto. Maia es considerado un posible contendor del presidente Lula de Silva para 2006.

Los brasileños votaron el domingo para alcalces y otras autoridades locales en más de 5 mil pueblos y ciudades