Japón informó que tiene planes de dialogar con Estados Unidos respecto a la posibilidad de mudar algunas de las bases de la sureña isla de Okinawa reubicándolas fuera del país.

El diario Yomiuri dijo este lunes que las dos naciones han comenzado las conversaciones sobre la forma de reducir la presencia militar estadounidense en Okinawa, pero Tokio está frente a una fuerte resistencia desde otras áreas del país para recibir a las bases militares estadounidenses.

Si Estados Unidos finalmente moviliza los dos mil 600 infantes de la Armada afuera de Japón, según dijo el diario, Tokio podría contar con almacenamiento adicional para armas, combustible y otros equipos militares.