Un avión espacial estadounidense privado aterrizó en el desierto Mojave de California, después de un vuelo, que según se asegura alcanzó la altura necesaria para reclamar un premio de diez millones de dólares.

Lecturas preliminares de radar muestran que el SpaceShipOne alcanzó la altura deseada de más de 114 kilómetros.

Si la cifra es confirmada, los patrocinadores de la nave recibirán los 10 millones de dólares del premio Ansari X, creado para promover los viajes espaciales comerciales.

Para ganar el dinero, una nave espacial privada debe llevar cuatro pasajeros y debe volar por lo menos 100 kilómetros sobre la tierra en un plazo de dos semanas.

La semana pasada, el SpaceShipOne alcanzó una altura de 103 kilómetros. Richard Branson, del grupo financiero Virgin anunció planes para ofrecer a civiles vuelos comerciales al espacio a partir de 2007.