Dos coches bombas en el centro de Bagdad y una en la norteña ciudad de Mosul causaron la muerte a por lo menos 24 personas y heridas a mas de 100.

Autoridades de Estados Unidos e Irak dijeron que la primera de las explosiones causó la muerte de 15 personas cerca de un centro de reclutamiento de la Guardia Nacional iraquí. Una segunda bomba en el distrito hotelero provocó la muerte de otros seis.

Autoridades hospitalarias dijeron que la primera de dos explosiones en Mosul ocasionó la muerte a tres personas, entre ellas dos que colocaron la bomba. Horas después una segunda explosión dejó herido a un soldado estadounidense.

Por otra parte, un comandante de policía iraquí fue asesinado este lunes cerca de Baquba, y un alto funcionario del Ministerio de Ciencia y Tecnología fue muerto en Bagdad.

Entre tanto, los ataques aéreos estadounidenses continúan contra los rebeldes que controlan la ciudad de Fallujah.

Funcionarios norteamericanos dijeron que los mas recientes ataques fueron dirigidos contra dos edificios utilizados por la insurgencia.