Janet Leigh, la bella rubia que compartió escenarios con John Wayne, Frank Sinatra y James Stewart en algunos de los filmes más premiados de la postguerra, murió el domingo en su residencia de Beverly Hills, California, a la edad de 77 años.

Sus hijas, Kelly Curtis y Jamie Lee Curtis, la acompañaban en sus últimos momentos. Leight falleció de vasculitis, una enfermedad de los vasos sanguíneos, según informó la vocero de su hija Jamie Lee al periódico New York Daily News.

La película que le dio más fama a Janet Leigh fue “Psycho”, o Psicosis, en la cual ella muere apuñalada mientras toma una ducha.

De esta obra, dijo la artista en su autobiografía, que lo más difícil fueron los últimos 20 segundos cuando tuvo que expresar el horror total de morir de esa manera. Siempre dijo después, que ya no podía tomar duchas, que no lo decía por publicidad, sino porque era verdad.