14 personas murieron y otras cinco resultaron heridas después de un ataque armado ocurrido en un estado del suroeste de Colombia.

Ningún grupo ha reclamado hasta ahora responsabilidad por el ataque el cual se llevó a cabo anche en el poblado de Candelaria, ubicado cientos de kilómetros al sur oeste de santa Fé de Bogotá.

Oscar López, alcalde de Candelaria, declaró en una conferencia de prensa que se trata de un crimen horroroso que ya estaba bajo investigación.

No está claro hasta el momento si el incidente está relacionado con las cuatro décadas de guerra civil en Colombia, que mantiene en confrontación a grupos marxistas rebeldes, paramilitares y fuerzas del gobierno.