El primer ministro británico Tony Blair regresó a su oficina en Londres dos días después de una operación quirúrgica para corregirle una arritmia cardiaca.

Informes de Downing Street dieron a conocer que Blair luce “fresco y alerta”. Ayer pasó el día en su residencia campestre al norte de la capital trabajando en documentos oficiales.

El premier británico de 51 años de edad dijo que se siente excelente y que mañana viajará a África. La semana pasada, Blair anunció planes para competir por un tercer período, lo que lo mantendría en el cargo hasta 2010.

El segundo primer ministro británico, John Prescott, dijo que el Partido Laborista en el poder no tolerará ningún desafío a la candidatura de Blair.

El comentario fue considerado como una clara advertencia al presidente del Tesoro, Gordon Brown, quien es considerado competidor del premier británico.