Científicos de Nueva Zelanda dijeron que el agujero en la capa de ozono sobre la Antártida es 20 por ciento más pequeño que el año pasado.

El Instituto Nacional de Agua e Investigación Atmosférica de Nueva Zelanda dijo que sus medidas coinciden con los datos de un satélite estadounidense que muestra una reducción en el tamaño del agujero de la capa de ozono desde 2003, cuando alcanzó un nivel sin precedentes de 29 millones de kilómetros cuadrados.

La capa de ozono de la atmósfera, 15 a 30 kilómetros por encima de la superficie de la Tierra, filtra los dañinos rayos ultravioletas que pueden causar cáncer de piel y otros problemas.

El afinamiento y la ruptura de la capa de ozono han sido atribuidos a la contaminación química industrial que contiene cloro y bromo que destruyen la estructura molecular del ozono.