Sudán aceptó un incremento de las fuerzas de paz de la Unión Africana en su región occidental de Darfur para proteger a los civiles contra milicianos pro-gubernamentales que deambulan en la zona.

El ministro de relaciones exteriores de Sudán, Musafa Osman Ismail, dijo a la prensa en la sede de Naciones Unidas en Nueva York el jueves que la Unión Africana aumentará su presencia en Darfur desde su actual fuerza de 80 monitores hasta unos 5 mil oficiales de policía.

El ministro sudanés dijo que la fuerza africana tendría una mandato reforzado, pero no dio más detalles.

La noticia se produjo al tiempo que el asesor principal del secretario general sobre prevención de genocidio dijo al Consejo de Seguridad que es probable que hayan sucedido crímenes de guerra sistemáticamente y en gran escala en Darfur.

El enviado especial Juan Méndez dijo que aún existe la amenaza de genocidio contra ciertos grupos étnicos.