Una serie de datos publicados hoy ofrecen una imagen mixta de la economía estadounidense.

Las estadísticas entregadas por el Departamento de Comercio indican un aumento de 0,8% de los gastos de construcción, los que llegaron a un nivel récord en agosto.

Los expertos señalan que una baja en los costos del crédito impulsó el aumento.

Si la construcción continúa al mismo ritmo de agosto durante todo un año, en Estados Unidos se construirán edificaciones y se efectuarán remodelaciones de otras, por más de un billón de dólares.

Otro informe, proveniente del Instituto de Administración de Oferta, perteneciente al sector privado, indica que el sector manufacturero de Estados Unidos sigue creciendo, aunque a un ritmo menor que el observado en septiembre.

Y una medida de la confianza de los consumidores bajó inesperadamente en septiembre.

El índice de la Universidad de Michigan declinó en 1,7% a 94,2 puntos, en momentos que los consumidores siguen inquietos por los altos precios de la gasolina y por las condiciones del mecado laboral.