El presidente colombiano Álvaro Uribe manifestó el miércoles su pesimismo sobre la posibilidad de que los ciudadanos de su país consigan un estatus de residencia temporal especial en Estados Unidos, pero dijo que la "matrícula consular" es una alternativa.

"No soy optimista, todas las negociaciones han sido infructuosas", manifestó Uribe, refiriéndose a las conversaciones para lograr una residencia similar a la que actualmente beneficia a ciudadanos de El Salvador, Nicaragua y Honduras que llegaron a Estados Unidos por los conflictos armados de sus países, conocida como TPS.

Desde la semana pasada, las autoridades colombianas implementan en Washington un programa piloto que extiende una tarjeta de registro consular como documento de identidad a los miles de colombianos que viven ilegalmente en Estados Unidos.