Múltiples explosiones estremecieron este jueves el sector occidental de Bagdad, y causaron la muerte de por lo menos 41 personas y lesiones a un sin número mas.

Las detonaciones ocurrieron cuando pasaba una caravana militar estadounidense.

Funcionarios de un hospital dijeron que muchos de los muertos y heridos son niños que fueron alcanzados por fragmentos de metal. Anteriormente un atentado suicida con bomba mató a un efectivo militar norteamericano y a dos agentes de policía iraquíes en el área de la prisión de Abú Greib, al oeste de la capital.

Esta mañana, fuerzas de Estados Unidos efectuaron un ataque aéreo en lo que funcionarios describieron como un refugio en Faluya usado por militantes relacionados a buscado terrorista Abú Musab al Zarqawi.