El presidente George Bush ofreció su respaldo y solidaridad a las víctimas de huracanes en Florida, cuando visitó un centro de recuperación en la localidad de Treasure Coast. También lo hizo en Stuart.

El hermano del mandatario y gobernador de Florida, Jeb Bush, también prestó asistencia a los residentes de la ciudad, ubicada a unos 160 kilómetros al norte de Miami.